«Se cansa hasta la rosa de ser rosa» decía Fonollosa y es que las flores se cansan de ser perfectas, de lucir anacrónicamente hermosas, de existir en colores que jamás les pertenecieron…
El jueves 22 de septiembre descontextualizaremos el concepto de flor de tela, daremos una vida a las telas que nunca imaginaron y convertiremos la decadencia en un arte de la ornamentación. Flores de tela en ramillete, solitarias, estampadas y flojas, en color, para paquetes, para solapas, para decorar, para persistir…

Nosotras ponemos telas, modelos, atrezzos y ¿bizcocho? tú las ganas. Aunque si alguna tela te acompaña y aún no le encontraste lugar… esta tarde te puede acompañar.

22 de septiembre 17.00 – 20:00. 25 euros materiales y merienda incluidos.
Imprescindible reserva previa [email protected]